Es más que un proyecto, es la verdad sobre una enfermedad que convive con el desconocimiento y se enfrenta a una dura lucha contra los estigmas y tabús.

El proyecto escoge la ilustración y el libro ilustrado como canal de expresión de la depresión, utilizándola como arma para combatir la banalización del término y eliminar el estigma que existe en torno a esta enfermedad. 

La OMS define la depresión como un trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza y anhedonia, junto a otros síntomas como alteraciones del sueño y del apetito, falta de concentración y dificultad de aprendizaje, alteración en los movimientos, cansancio y fatiga, baja autoestima y un sentimiento de culpa. El afectado presenta dificultades para desarrollar una vida diaria normal.

Según la OMS «la depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300 millones de personas. [...] Cada año se suicidan cerca de 800.000 personas [...]»

Aún así hay un motivo más allá del ámbito sanitario por el cual más de la mitad de los afectados no reciben el tratamiento adecuado: el estigma. 

Esta estigmatización nace de un gran desconocimiento de la enfermedad por parte del enfermo y del entorno. Se convierte en un tema tabú, por el cual una parte de la población aún no reconoce la depresión como una enfermedad, haciéndose visible la necesidad de diferenciarlo de un estado de ánimo. 

Un suceso traumático puede ser el desencadenante, pero puede no tener ningún motivo aparente, generando el desconcierto: el enfermo no conoce la manera de explicar a su entorno por lo que están pasando, provocando vergüenza, aislamiento y miedo a mostrarse débil ante una sociedad competitiva. A su vez, el desconocimiento de algo que nunca antes se ha sentido, conduce al entorno al uso de expresiones como ‘anímate’, ‘no será para tanto’, se alejan por miedo a no saber actuar o les culpan de la situación, lo que difícilmente colabora a paliar su dolor.

La ilustración servirá de aliada para expresar y comunicar un mensaje de manera directa e impactante, ya que se dota de un lenguaje universal, accesible a todo el mundo.

 

Láminas

  • Están realizadas en papel Canson de técnica mixta tamaño A3, que permiten una imagen impactante y llamativa.

  • Se utiliza el retrato femenino combinado con elementos que generan metáforas y combinan diferentes técnicas: el lápiz de grafito para la línea y las sombras, y el color añadido mediante la acuarela, lápices de colores o pintura digital en Photoshop, solo en zonas que se quieren destacar.

  • Los ojos funcionan como elemento más expresivo, brillantes y más grandes que el resto del rostro del que brotan lágrimas de sangre reflejan el sufrimiento. Los colores vivos contrastan con la dureza del mensaje que transmiten.

  • El poder de comunicación de las imágenes tendría un fin mayor: la creación de un libro que relatara en primera persona la convivencia con la depresión.

Libro

  • El libro maquetado en Illustrator se compone de 19 capítulos, los cuales narran los síntomas y situaciones que la protagonista vivió durante la enfermedad.

  • Cada capítulo incorpora las ilustraciones, como elemento principal, digitalizadas y editadas en Photoshop, apoyado por un texto breve que combina manuscrito con texto digital.

  • La impresión tiene un acabado estucado mate de grosor 135 gr con una cubierta de tapa dura en laminado brillo.

  • La intención es llegar a comercializarlo, por lo que el libro ha sido registrado con derechos de autor.